en Sin categoría

Opinión: La TDT, nuestro futuro televisivo

A continuación de mi post acerca de la mierda televisión que tenemos en nuestro apreciado país en un mundo en crisis, hay que hablar de nuestra moderna, elegante, increíble y con 0 fallos, TDT.

La TDT, ese invento que iba a revolucionar el panorama televisivo desde su implantación hasta el futuro más lejano. Esa televisión de calidad que permitiría a cada uno elegir qué ver, cuándo, y cómo. Con una calidad de imagen “nunca antes vista” en videos y toda esa parafernalia.

Qué ver, cuándo y cómo

Qué podemos ver en la TDT: lo mismo que en las cadenas analógicas, añadiendo algún que otro canal de entretenimiento, como aquellos que sólo se dedican a mostrar imágenes pixelporpixel iguales para que la gente busque la diferencia que no existe y los tios digan “pero si es muy fácil” (ahora podría poner lo de la calidad de imagen, pero es que es una fafa tan grande que quiero un punto aparte). Otro tipo de canales son los que anuncian el jes-extender, un alargador de polla con “resultados muy satisfactorios” (lo mejor es ver el video del anuncio en yutúf). A parte la única cadena buena a mi parecer que era Fly Music (siempre tendréis un huequecito en nuestro corazón), se la cargó el grupo Vocento (diario ABC) para poner Disney Channel y dejarnos sin música independiente accesible para siempre.

Dejando de lado el qué, tenemos el cuándo. Gran palabra. ¿Cuándo podemos ver la TDT?. Cuando en la tele analógica ha pasado 2seg. Cuando en la radio ha pasado 4 y cuando en la realidad están celebrando el primer mundial de Timo fui-pagao-por-Hamilton Glock.

El cómo es facilísimo: con un cacharro (conocido como decodificador) que ocupa media tele y que nos hace tener un mando más en casa. Si eres un afortunado poseedor de una tele plana y TFT de 50pulgadas FullHD, tranqui, que en unos 3-5 años cuando venga la auténtica alta definición, verás la tele como hace 20 años en tu viejo televisor de tubo.

La “alta” definicion

Porque esa es otra. Nos venden la TDT como el futuro de la alta definición, donde veremos hasta la última gota de sudor recorriendo la cabeza de Higuaín. No nos equivoquemos. La TDT no implica alta definición sino calidad digital que es diferente. Las teles que venden ahora llevan por ley sintonizador TDT, que NO tiene por qué ser de alta definición, es más, en el 90 de las teles no lo es. Por “suerte” en este país vamos tan avanzados que eso no lo veremos hasta unos 3 años (en EE.UU es el estandar, 720p o el 1080i, que es lo mismo, y en Japón ni hablemos)… Es más, he visto gente que e queja de que su nueva tele se ve peor que la de tubo de 15 años (¿sabeis qué es el zoom digital en una cámara? Es lo mismo. Tiene que pasar de una emisión de 720×580 a una de 1080×800, por lo que “inventa” pixels para rellenar el hueco que faltaría en los bordes).

Yo por eso prefiero o bien tener una tele gordota y de tubo, que no tiene tanto retraso con la realidad, no notas el escalado digital de la imagen y es más rápida, o pillar una TFT de x pulgadas con sintonizador de TDT de alta definición, y a ser posible FullHD.

Ala, y no tengo más que decir. Que suficiente ando cabreado con el “futuro”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. muy bueno willy, algún día en este país nos pondremos al día (valga la redundancia) pero eso no lo veremos ni tu ni yo me temo. Ya me parecía a mí demasiado bonito como para que fuera cierto. Crees que la señorita Mari Luz nos pondrá TDT algún día?? jajaj

  2. Opino como tú, de las pocas cosas buenas que trajo la tdt era el Fly Music y se lo cargaron ¿no podían haber usado algún puto canal de telepromociones para meter el Disney?

    Ahora parece que van metiendo VO en casi toda la programación, pero con la desgracia que los subtítulos van con 5 segundos de retraso.