Muse – 28 Nov 2009. Palacio de los Deportes, Madrid

(todos los enlaces de canciones/discos van directamente a Spotify, incluyendo aquí abajo el setlist que tocaron, faltando dos canciones)

Muse. El concierto.

Introducción

Muchos dudarán de que si ahora son mainstream, que su disco Origin of Symmetry debería estar en el altar del nuevo rock alternativo-progresivo y que no se deberían haber salido del estilo de música del que nacieron y siguieron hasta Absolution.

Pero ahí están. Reinventándose. Eliminando de un plumazo reminiscencias de Showbiz y sucesores para convertirse en un grupo que puede llenar el Palacio de los Deportes de Madrid (16.000 personas), o Wembley dos días consecutivos (140.000 personas).

Su último disco, The Resistance, es cuanto menos… extraño. Tiene aún toques de su rock inicial, pero poco a poco se van desvaneciendo, entrando en canciones como Undisclosed Desires que mucha gente considera que podría ser de Beyoncé o de Maroon 5… de un R&B un poco extraño para Muse o incluso la sinfonía final Exogenesis (parte 1, 2 y 3) en la que Matt llevaba trabajando años y que se grabó con una orquesta de más de 50 componentes…

El concierto

E7ECEC85-7E0E-4AF3-9D57-0C555DF59862.jpg

Foto de alamez en Flickr

Brutal. Increíble.

Soy totalmente subjetivo con Muse. Me encantan, por lo que esta crónica será cuanto menos positiva… Y es que ver esas tres torres al inicio, iluminándose, viendo gente subir y bajar hasta que de repente se cae las telas que hacían de torres, se les ve a los tres componentes subidos en las plataformas a más de cinco metros de altura del escenario y empezar con Uprising es cuanto menos acojonante.

2B0552AB-E603-4D63-AF60-BC6CF2099DE1.jpg

Foto de Sharker en Flickr

Seguir con Resistance y a continuación la increíble New Born es un lujazo, pero claro, nada se queda ahí, porque si después empezamos a escuchar los primeros acordes de Map of the Problematique, Suppermasive Black Holes… hasta llegar al momento piano de Matt, el único del concierto realmente (se echó de menos que lo tocara en alguna canción más) para tocar… Feeling Good, esa versión de la popular canción que tantos y tantos grupos han copiado con mayor o menor suerte a lo largo de los años.

(Aviso que las imágenes que proyectaron en la canción de United States of Eurasia eran acojonantemente buenas a la par que irónicas)

B1BD1B07-BEFE-4665-8CF5-05DBEFABF290.jpg

Foto de raktargy en Flickr

Después de esa canción, un solo de batería y bajo a cargo de Dom y Chris (mientras Matt desapareció), llamado “Helsinki Jam” bastante increíble y que nos hizo saltar a más de uno por la intensidad. Y como siembre hay en cualquier concierto, hubo un “bajón” con la canción Undisclosed Desires (mucha gente habla de que si es la peor canción de Muse hasta el momento de toda su carrera, que si no es digna, que si…) hasta que nos animaron de una manera increíble, entrando en una trilogía de canciones mítica: Starlight, Plug In Baby (oh dios, esa guitarra de Matt con la pantalla táctil debería estar en un templo de la música!) y Time is Running Out… ¿podemos pedir más intensidad y calidad en tres canciones seguidas? Justo después terminó la primera parte del concierto con Unnatural Selection (una de las canciones que más me gusta del nuevo disco)

El encore se hizo esperar, porque sabíamos todos que había canciones que aún no habían tocado y que eran necesarias que tocaran, ¿cúales? Pues sin ir más lejos Stockholm Syndrome, de su grandísimo disco Origin of Symmetry Absolution, aunque realmente comenzaron por… ¡Exogenesis! Parte 1, la verdad que nadie esperaba que la tocaran en directo y menos Matt con una guitarra-piano en la mano 😀

¿Y el final? Eso está más claro que el agua… ¡Knights of Cydonia! previa canción de Chris con la armónica…

Media

El concierto fue una locura para la gente que estábamos en pista, y por lo que vi, también para toda la gente de las gradas, se echó de menos más piano por parte de Matt y que no tocaran nada de Showbiz 🙁 y como en la mayoría de conciertos, más interacción con el público (no sé, un “qué tal” o un “esta canción va dirigida a…” o algo por el estilo) y el que fuera un poco corto (1h40min no está mal, pero he visto conciertos mucho más largos, y por 40€…) y excepto algún “bajón” como he puesto, el nivel fue muy alto, de los mejores conciertos que he visto.

Así que nada, ¡a esperar a otro concierto de estos!

935B0F12-95D6-42CB-B815-DD9DDBCB7DDE.jpg

Foto de Sharker en Flickr