Idea: creación de un partido político

A algunos les parecerá la mayor chorrada que ha pasado por mi cabeza (y mira que no han salido pocas), pero me parece una gran oportunidad en tiempos de crisis: crear un nuevo partido político con ilusión y trabajo.

¿Que por qué digo esto? En parte a lo que comenté el otro día en mi post acerca de la calaña clase política. Supongo que no seré el único que está harto de mentiras de pleno empleo, espionajes, economía, bancos, recalificaciones de terreno, urbanismo desenfrenado, corrupción y demás.

Que sí, que sí, que la idea puede ser descabellada, pero ¿y por qué no podría funcionar? Me explico con un ejemplo arandino: la gente joven que se marcha de Aranda ha visto nuevas ciudades, vive en ellas y aumenta su cultura cívica. ¿Te imaginas un Madrid sin policías? Aranda lo es. ¿Te imaginas una ciudad en la que casi todos los que terminan el bachillerato se marcha de ella? Aranda lo es. ¿Que te quiten el ferrocarril? En Aranda pasa. ¿Que teniendo ya una piscina cubierta quieran hacer otra? En Aranda se hará. ¿Que alejen las pistas de tenis municipales del centro de la ciudad hasta unos 3-4km? En Aranda se hace ¿Que todo el mundo sepa los bares donde se vende droja y sigan abiertos sin problema? En Aranda pasa. ¿Querer tener 2 piscinas cubiertas municipales y ninguna municipal al aire libre en verano? Vente a Aranda muchacho. ¿Que se reconozca fuera de Aranda como “la ciudad sin ley”? Pues ya sabes ¿O la ciudad de las drogas? En Aranda pasa.

Y cansa. Y mucho.

Tan sólo hay que ver la clase política Arandina: PSOE y PP, turnándose durante los últimos 12 años con los mismos alcaldes: 2 concretamente. Si en un primer mandato estuvo el PSOE y en el segundo se eligió al PP es porque el alcalde y el gobierno del PSOE no lo hizo bien: pierdes las elecciones, no te quieren, te marchas de la vida política y listo. Pues nada, como el PP la cagó en la siguiente legislatura, pues votamos al PSOE de nuevo y mejor malo conocido que bueno por conocer.

Y por qué todas estas parrafadas: porque creo en la creación de un nuevo partido político que haga las cosas para la gente, que no tema enfrentarse a las preguntas de la sociedad, que no cambie las cosas cada dos por tres, que gobierne por y para el pueblo pero con el pueblo. Que prefiera invertir el dinero en una residencia digna para que la gente mayor pueda pasar su tiempo libre y no en una segunda piscina cubierta totalmente innecesaria.

Que trabaje para la gente joven, que les ayude, que les de becas, que incentive el conocimiento a través de la verdad y no de la mentira. Que abra un espacio para los jóvenes (jóvenes menores de edad) en los que puedan divertirse con cabeza. ¿Por qué el programa de “fiesta” que había cuando yo empecé a salir se ha perdido? ¿Por qué la Caja de Burgos ya no abre su sección juvenil? Que incentive las nuevas tecnologías y el acceso de todos a ellas. Que incentive los comercios locales y los productos típicos, que genere riqueza a través del turismo y nuestro patrimonio (sin olvidarnos del deporte y de la música).

Porque ya basta de partidos políticos incapaces de hacer nada excepto insultar a la oposición y de gastar el dinero en cosas innecesarias, de políticos incapaces inmersos en una aventura simplemente para ganar dinero, porque basta ya de bipartidismo acérrimo.

Siempre he sido de izquierdas y no tengo ningún problema en admitirlo, pero también he tenido siempre amigos de derechas cuyas ideas son, en muchas ocasiones, tan buenas como las tuyas. Sabes que vas a diferir en temas esenciales como economía, pero cuando se trata de la gente llegas a las mismas conclusiones, cada uno desde su punto de vista pero sabes que lo mejor es trabajar para la gente.

¿Y por qué todo esto? Porque sé que hay gente que podría valer perfectamente para político sin tener las contaminaciones que tienen éstos últimos en materias de poder y dinero.

I’m all ears 😀