belecinco, esa mierda de televisión, y mis vecinos

Mis vecinos son idiotas.

La noria

Así de claro y alto lo digo. Son idiotas. Razones de por qué lo son, y por qué belencinco está haciendo un daño de la hostia en la gente que lo ve:

  1. La única cadena que ven mis vecinos es belencinco. La única es la única. Es que a veces ven películas y sólo son de belencinco. Es más, son la 1 menos 10 de la noche, y están viendo belencinco. Discusiones, claro. Corazón. Mierda. La gran anécdota de este piso el año pasado es que hubo 4 días que no se vio belencinco. Y ni se les oyó, hasta que el técnico se lo arregló. Dioses del Olimpo infernal budista, atacad a ese técnico.
  2. Sólo hay discusiones, discusiones, discusiones y broncas. Sólo. Todo el día discuten. ¿En qué ha repercutido eso? En que mis vecinos discuten a 120dB a todas horas (les da igual las 9 de la mañana, como las 2 de la mañana como las 3 de la tarde) y siempre por mierda, mierda que, claro está, alimenta belencinco. Aunque es cierto que a veces discuten por trivialidades, como: “por qué no has fregado” o “la existencia de dios”.
  3. Obviamente, sólo hablan del corazón. No he oído hablar de alguna cosa interesante nunca (y hablan como motores de avión, su salón está pegado a mi habitación) que no sea de corazón, de la esteban y su puta madre (y eso que fijo que es de Aranda) y de mierdas variadas. Su mentalidad no supera a la de la esteban, y mira que es difícil de hacerlo.
  4. Están sordos. ¿Razón? Hombre, son mayores, pero tener la tele a toda hostia, discutiendo a toda hostia entre ellos mientras varios subnormales “periodistas” discuten a toda hostia en su propia televisión (que recordemos que está a toda hostia) hace que suban y suban y suban el volumen hasta límites insospechados. A veces hasta tengo miedo de que pueda pasar algo (y esto es en serio).
  5. No se informan. La hora del telediario se corta la televisión. Es completamente verídico. Se apaga la televisión, supongo que viviendo en su mundo de mierda de gente que canta mierda por su aliento hablando de los demás es suficientemente información para procesar para ellos.

Podría pensar muchas más, pero para desahogarme en esta noche está bien.

PD: Es la una, y, claro está, siguen viendo esta mierda.

Así que, señores de belencinco, dejen de emitir mierda. Dejaréis de ganar dinero, pero haréis una sociedad infinitamente mejor. Gracias.

Lost, Cuatro* y la TDT

No voy a comentar el desenlace de Lost y qué me ha parecido, si no que voy a comentar los aspectos técnicos de la emisión de hoy que lo puedo definir con una sola palabra:

LAMENTABLE

Con todas las letras, en mayúsculas y si hace falta pues gritando… vaya basura.

La noche para mi comenzaba a eso de las 6 de la mañana, levantándome para verlo un poco antes en la Fox y sin subtítulos (te hacen perder totalmente las imágenes y estás más atento a leer que a ver y entender). Empezábamos bien, los 5 primeros minutos sin sonido. Fuck yeah. Entre ese “pequeño” problema, junto a un par de cortes de un par de segundos y a la calidad de imagen que me da Orange, he decidido ir a verlo en Cuatro. Total, sólo iba a repetir una media hora de una de las series más interesantes de la historia.

Así que nada, me dispongo a verlo… y no iba mal, a excepción de que los subtítulos eran demasiado grandes y se cortaban, o de repente desaparecían o se desincronizaban… Pero lo mejor ha sido que… ¡se han comido 6 minutos! ¡6 minutos del último capítulo doble de la temporada final de Perdidos! (ey Flock, te pego unos tiritos). Lamentable.

Pero bueno, como digo, quiero hablar de esos problemas “técnicos” sobre los subtítulos.

Vamos a ver, hablo de nuevo de la TDT, ese gran avance que nos han ido vendiendo durante los años, prometiéndonos más calidad de imgan, interactividad, versiones originales y toda esa milonga propagandística.

Hoy he comprobado con absolutísima desilusión que todo ha sido un engañabobos.

Por ejemplo, sabemos que la TDT en España funciona emitiendo múltiples pistas para un mismo canal, ¿esto qué significa? pues que podemos poner Cuatro, y tener una imagen, lo que vendría a ver una pista de vídeo (sin audio), luego poder elegir el idioma (inglés, español, o la versión original).

Esto lo tenemos todos claro, además podemos verlo en casi todas las cadenas de la TDT cambiando el audio, vemos como por un lado llega el video y por otro el audio que nosotros elijamos, el cual están sincronizados “de fábrica”.

Pero lo de los subtítulos… es… lamentable. La TDT permite una pista de texto (la mayoría de los TDT lo permiten, ojo), parecida a la famosa página 888 del teletexto, que mostraba los textos hablados pixelados de una forma muy siglo XXI.

¿Qué les hubiera costado a los amigos de Cuatro usar esa pista? Vamos a ver, me parece muy bien que quieran poner el texto encima del vídeo (por lo cual no sólo estamos enviando “video” a secas si no un “video+texto” todojunto) para que la gente lo pueda entender, pero a mi me jode. La TDT nos ha hablado de “elección”. Dadla. SI quiero ver subtítulos, lo elijo, si no, los quito.

Así que un tirón de orejas ENORRRRRME a Cuatro por cómo han usado las nuevas tecnologías en esta emisión (complicada, sí, pero muuuuy mejorable).

 

PD: el capítulo final me ha parecido totalmente decepcionante en cuanto a que responder… poco, sólo se habla de las personas y no de la isla…

El timo de la TDT

El otro día me encontré un interesante artículo sobre el timo que es la TDT. Ya expuse mis ideas acerca de este “gran invento” que se cernía sobre nosotros, así que os recomiendo:

  1. Artículo sobre “el timo de la TDT“. Interesante el leer si piensas cambiar de tele (algo que ya dije yo hace medio año en el post que hice criticando la TDT)
  2. Primer aplazamiento del “apagón analógico”. No hay nueva fecha prevista.
  3. Conclusión: Viva este país, que no se dice país, se dice ¡Esssspaña coño!