Mi apoyo a #15mani #acampadasol

Hace 30 y algo años, salimos de una dictadura, pasando por la aprobación de una constitución y la de las primeras elecciones democráticas desde unos meses antes del comienzo de la Guerra Civil del 1936.

En su día el cambio costó mucho. No sólo esfuerzo en las calles, si no, por desgracia, muchos muertos.

Nuestros padres y abuelos lucharon por lo que en su día les parecía justo: una democracia, en la que todo el mundo podía participar y elegir a sus representantes de una forma más o menos equitativa (¡já!). Se manifestaron, les detuvieron (a algunos hasta les torturaron), empapelaron las calles, fueron masivamente a votar (un 78.83%) y eligieron un cambio. Pasar de una dictadura de extrema derecha a un centrismo moderado.

Eso se hizo hace 30 años, con el boca a boca y ciertos medios de comunicación.

30 años después, la historia está cambiando de nuevo.

30 años después, los jóvenes no tenemos futuro en nuestro país, no podremos cotizar lo suficiente para poder recibir una pensión (37 años, y el 45% de los menores de 30 está sin trabajo) y no tenemos casa porque no nos darían hipotecas y están todas sobrevaloradas y, obviamente, sin trabajo tampoco podemos pagarlas.

30 años después, estamos más preparados que nunca gracias a lo que consiguieron nuestros padres. Tenemos estudios universitarios, tenemos másters, hablamos idiomas. Todo para estar en el paro mientras empresas con miles de millones de beneficio se reparten bonos entre peces gordos y prejubilan a personas totalmente capaces de trabajar para no rellenar esos huecos.

30 años después, estamos más informados que nunca. Usamos internet como si se hubiera inventado hace siglos, usamos los móviles como si tuvieran cientos de años y tenemos noticias del otro lado del mundo en segundos. Leemos periódicos de otros países, vemos series que han salido hace minutos en América, escuchamos canciones de grupos que ni conocíamos en segundos y sin descargarlas…

30 años después, es hora de moverse. ¿Qué tenemos que perder? Nada. No tenemos casa, no tenemos hipotecas, no tenemos créditos, no tenemos pensión, no tenemos futuro, no tenemos miedo.

Por tu futuro, muévete, que no te traten como mercancía.

PD: “Luego diréis, que somos cinco o seis”

#acampadasol

Actualizo: No recordaba que hace dos años y medio (en enero de 2009) escribí esto en el blog, la idea de la creación de un partido político para acabar con… bueno, todo lo que estamos reivindicando estos días.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
  11. Este texto se publica multitud de sitios web. Si estás de acuerdo, publícalo también en tu blog.